‘Antichrist Superstar’ | Marilyn Manson

ESCUCHAMOS ANTICHRIST SUPERSTAR VEINTE AÑOS DESPUÉS, ÁLBUM RESPONSABLE DE LANZAR AL ESTRELLATO A LA BANDA MARILYN MANSON

El 8 de octubre de 1996, Nothing Records lanzaba al mercado el segundo álbum de la banda Marilyn Manson, Antichrist Superstar, que arrasaría en años posteriores engendrando un ejército de millones de fans – también conocidos como “Niñ@s rata” – a lo largo y ancho del mundo.

En Mondo Insonoro hemos decidido repasar, tema por tema, el cuasi disco debut de la banda -si pasamos de tener el cuenta el garage rock soporífero de Portrait Of An American Family-. Se trata de un grupo de culto que, antes de irse a la mierda, era una de las bandas más potentes, polémicas y transgresoras del rock de los 90, dividido en tres círculos y con temas que, a día de hoy, son hitos del hard rock de finales de siglo.

-Cycle I: The Heirophant.

Irresponsible Hate Anthem: Manson se acerca mucho al micro y gime, ebrio de sí mismo: el público corea. Suena una guitarra muy distorsionada tocando cuatro acordes facilones muy rápido, y Manson empieza a cagarse en los americanos. Grita lo suficiente como para hacernos entender el porqué de su voz de mierda a día de hoy. El tema da ganas de zurrar a tu madre puesto de anfetas. El estribillo apesta a Melvins… ¿Casualidad? En la industria de la música las casualidades sólo existen cuando acabas tirándote a Courtney Love; Trente Reznor y Twiggy Ramírez pueden dar fe de ello, tras haber girado con susodicha y Danzig por todo EEUU ese mismo año.

The Beautiful People: la batería del principio mola. Esa guitarra era lo único que sabía tocar cuando tenía quince años, y eso dice mucho de su calidad técnica. La distorsión es como caminar con zapatos de suela de lija por una superficie de pizarra. Los sonidos desagradables de fondo… espera… Falsa alarma, es Manson poniendo voz de George Michaels hasta el culo de popper. Se perciben claras influencias de Rasputina y Genitorturers.

Dried Up, Tied and Dead to the World: este es el tema que se ponían los góticos – también conocidos como “niñ@s rata” – para follar, hacerse cortes, o preguntarse el porqué de sus vidas de mierda; con el tiempo acabarían madurando y optando por el indie, y descubrirían que el motivo principal de todas sus desgracias adolescentes fue el creerse las gilipolleces de Marilyn Manson. “Seré tu amante, lo seré por siempre, lo seré mañana…”, Miguel Bosé también metió mano en este disco.

Tourniquet: suena la voz de Manson rebobinada hacia atrás, diciendo “Trent, se acabó el azúcar, compra más”. Azúcar, por aquel entonces, en los estudios de Nothing Records en Nueva Orleans, significaba farlopa. La guitarra es la mejor por el momento, aunque el listón no es que estuviera demasiado alto. Muchos niñ@s rata se tatuaron el título de esta canción; más adelante, en la madurez, intentarían encontrarle otro significado, relacionado con Nick Cave o algún tema de cara B de The Cure, pero Evanescence sacó un hit con el mismo título, y entonces casi todos se hicieron el láser.

-Cycle II: Inauguration of the Worm.

Little Horn: vuelve esa guitarra facilona, muy distorsionada, que parecía la hostia cuando el nu metal molaba. La batería es contundente. Llamo por teléfono a mi madre, y espero a que descuelgue. No sé por qué pero la odio profundamente. Los mayores no me comprenden. Soy especial. Me quiero suicidar; “Eres una zorra”. Cuelgo. Ahora me siento mal.

Cryptorchid: aquí Manson no sabía qué meter y le preguntó al que compuso el disco, Trent Reznor; “¿¡Qué hago!?”. El frontman de Nine Inch Nails se colocó frente al piano, tocó unas cuantas melodías increíblemente buenas que más tarde aparecerían incluidas en varios de sus discos, y contestó a Manson; “No sé, muchos samplers, a nosotros nos funciona. Y la voz acelerada, que a Aqua les va bastante bien”. El peor tema del disco por el momento.

Deformography: hasta que canta Manson crees que es un tema de NIN, y cuando empieza a cantar crees que es trent Reznor resfriado; luego grita, y se jode el tema.

Wormboy: ¡venga ya, aquí no sabía ni el apuntador qué coño estaba pasando! Metieron el tema por meter; de aquella se pasaban el día metiendo. Trent compró azúcar de más y casi se jode el disco.

Mister Superstar: el mejor tema del disco, al menos en lo que a lo musical se refiere. Hasta la voz de Manson parece que mola. En ningún momento suena a cochinillo desangrándose por el pescuezo. Clara muestra del egocentrismo exagerado del músico por aquel entonces. Trent y los chicos se descojonaban a sus espaldas; “Nos vamos a forrar con este tío, seguidle el rollo”.

Angel with the Scabbed Wings: Le metería la guitarra por el culo a Zim Zum, guitarrista de la banda por aquel entonces; abandonó Marilyn Manson tras la gira de Antichrist superstar por supuestos problemas con la heroína. Normal. Muchos seguimos creyendo que era Galindo con peluca y los labios pintados de negro. En ocasiones lo usaban de turulo.

Kinderfeld: aquí estaban todos viendo la tele excepto el de los samplers.

-Cycle III: Disintegrator Rising.

Antichrist Superstar: la guitarra es horrible, como en todo lo que llevamos de disco. Manson se caga en todo lo conocido y por conocer, poniendo voz de tío duro. Dos acordes; luego tres, tocados un poco más rápido. Muchos niñ@s rata de los 90 se compraron una guitarra tras escuchar el disco, creyendo que llegarían a rockstars: parecía fácil. Sin querer me he rajado las venas. Pensar en hacerme un torniquete me pone de muy mala hostia. Odio y amo este disco a partes iguales. Eso me confunde… Estoy confuso. Me quiero morir. Quiero que todos se mueran. Odio a mi madre.

1996: pues vale, yo qué sé…

Minute of Decay: ¡anda coño, pero si hay bajo!

The Reflecting God: escuchar a Marilyn Manson sin música es casi más desagradable que escuchar a Marilyn Manson con música. El egocentrismo vuelve a aflorar. Se comenta que Reznor y los chicos, cuando Manson se quedaba en coma, le hacían la bolsa de te. Tras escuchar este tema lo comprendo perfectamente, yo también lo habría hecho. Cuando empieza a gritar paso al siguiente. Por el medio Zim Zum intenta redimirse, y hasta parece que sabe tocar, pero no sabe.

Man That You Fear: vuelven a aflorar las influencias de Rasputina y Genitorturers. También hay mucho de Bowie, y de Black Sabbath… Dios, recuerdo el videoclip y me pongo de muy mala leche. Apago la música. Me siento triste e inseguro. Quiero pintarme las uñas y tener sexo oral con otros hombres, no porque me guste, sino por transgredir a mi ente convencional. Enciendo el móvil. He de pedir disculpas a mi madre. Todo es una puta mierda. Odio vivir.

Artículos Relacionados