Motivos por los cuales la gente odia a las Hinds, aunque lo estén petando

EN MONDO INSONORO HEMOS ELABORADO ESTA LISTA CON LOS MOTIVOS POR LOS QUE LA GENTE DETESTA A LAS HINDS, AUNQUE LO ESTÉN PETANDO FUERA DE ESPAÑA

Tras cierta polémica desatada por la publicación de nuestra crónica del concierto de Hinds en La Riviera -relacionada con improperios varios, insultos y eliminación indiscriminada de amistades en Facebook- hemos decidido confeccionar una sincera lista con los motivos por los cuales se ha criticado tanto a la banda madrileña, obviando incluso, el éxito que disfrutan fuera de nuestras fronteras, llegando al mal gusto y al insulto.

1. Envidia: el español medio odia todo aquello que haga bien cualquier español medio que no sea él mismo, motivo por el cual ningún español medio -ya sea macho o hembra- hará jamás nada original, ni triunfará con ello sin que cientos de cientos de españoles medios haters se caguen en su producto por no haber sido ellos, como españoles medios artísticamente activos que son, los que lo hayan petado. El español medio es un ser extraño, aunque podría ser peor, podríamos estar hablando de un francés medio, pero al tratarse de un tema musical… ¿Hola, rock francés de calidad? Ni puta idea, pasando.

2. Machismo: dejémonos de tonterías y seamos sinceros; os jode que sean tías y que estén triunfando con su música, pandilla de machistas encubiertos; y esto va dirigido tanto a ellas como a ellos.

3. Falta de autocrítica: mal asunto ese de no encajar bien las críticas. Si haces garage rock, pegas grititos y vistes con esa estética tan pasivo agresiva -rollo loca de los gatos- has de actuar en consecuencia. Hoy en día saber reírse de uno mismo es una buena fórmula de mantenerte tras alcanzar el éxito. Ya no vende el ir de engreído por la vida, perdonando vidas. No puedes pretender que todo el mundo te coma el culo y comulgue con ruedas de molino con tu propuesta; sobre todo en España, hábitat natural del hater común.

4. Malasaña: dicho barrio madrileño es la máxima expresión de la estúpida y vacía vida moderna, motivo por el cual la gente de bien de hoy en día odia todo aquello que se haya fraguado en dicho barrio, al menos de entrada, excepto los pinchos de alpiste del Sidi; esos son la puta polla. Ahora lo que está de moda es Lavapi; comprarle manzanilla de la buena a un negrata pensando que es buena maría, fingir que el reggae mola, y cagarse encima tras devorar, de un modo beodo, un plato de tiébou yap en mal estado. ¡Viva el mestizaje!

5. Jorge Cremades: si quieres caer bien aléjate de Jorge Cremades. No es que tengamos nada personal contra él, es que él parece tenerlo con ciertos derechos sociales que se ven vulnerados día tras día por actitudes retrógradas que duermen sedadas bajo un falso manto de modernidad y cohesión social. Dicho de otro modo; el machismo mola cero, sobre todo si eres una de las componentes de una banda femenina de éxito.

6. Perro pachón: una de las integrantes tiene cara de perro pachón, a ver si adivináis cual.

7. Garage rock: a mucha gente le pone de mala hostia este género, y no se les puede culpar. Puede que hace una cuantas décadas tuviese su gracia, pero hoy en día, cuando con bien poco puedes hacer que tu disco suene guay, es normal que a los fans les toque la moral que todo suene a lata. Aun así, puede funcionar. Con algo de gracia puedes conseguir que el público omita ciertos aspectos de tu proyecto. Caer bien, y dejar el moderneo barato a un lado, abrazando la humildad, puede hacer florecer grandes cosas en tu jardín musical… por mucho garage rock que hagas.

8. Prensa: en España, en lo que se refiere a lo musical, existe una barrera mediática espantosa que estima que es mucho más importante la cobra de Chenoa o David Bisbal que el hecho de que una banda joven, con sólo un disco, vaya a tocar en uno de los festivales más importantes del mundo, como es el Coachella. Cabe la posibilidad de que se apoye a cierto tipo de artistas por el mero hecho de que resulta casi imposible envidiarles, hecho que nos llevaría de nuevo al primer punto de este listado. No estamos diciendo que la generación de los triunfitos, Andy y Lucas, y todo ese rollo sea una soberbia mierda, tan solo lo insinuamos. La revista Mondo Sonoro no cuenta como prensa seria, dado que es un WordPress.

9. Humor: si tienes una banda que suena de puta madre, y que musicalmente no está nada mal, y encima caes bien, rollo Mac Demarco, te comerás el mundo dentro y fuera de tu país -con algo de suerte, claro está-. ¡Por Dios, lo hacen jodidamente bien, sólo les falta reírse de quien se ríe de ellas, en vez de cogerse rabietas! El humor es vital, sobre todo en el mundo de la música. Es algo así como la cocaína, o los laxantes; sin ellos bandas como Queen, Led Zeppelin, Deep Purple o Auryn, jamás habrían grabado un endiablado tema.

10. Física o química: en los videoclips caen mal. Se comportan de un modo extraño. Se ve forzado. Falso. Parece una serie española de las de las cuatro de la tarde. Es como si Los Serrano, Al Salir de Clase y Querido Maestro se hubiesen propuesto hacer un capítulo especial de reencuentro que no tuviera el más mínimo sentido, y todos tuviesen que fingir lo mucho que se han extrañado y querido y se abrazasen y tocase Manos de Topo con Ana Torroja, y de repente te despiertas en una mesa de hospital y el doctor trae malas noticias. ¡Por favor, que recapaciten sobre este aspecto de su obra!

Artículos Relacionados