Motivos para no acudir a los conciertos de U2

Motivos para no acudir a los conciertos de U2

SI TODAVÍA MANTIENES UN ATISBO DE AMOR PROPIO, QUÉDATE EN EL BAR

1. El desorbitado precio de las entradas: te animamos a que revendas tu entrada por un precio infinitamente superior al precio de compra. No es que estemos a favor de la reventa, pero sabemos que existe una ingente mayoría de imbéciles dispuestos a derrochar una gran cantidad de dinero. Así podrás comprarte el patinete eléctrico que tanto ansías, gilipollas.

2. El karaoke más caro de la historia: reconozcámoslo, U2 es una de las bandas más sobrevaloradas del rock actual. Tuvieron su gracia en aquella época en la que Bono se travestía, bajaban de un limón o simplemente no estaban de gira y nos regalaban los silencios más apacibles de la historia de la música.

Sin embargo sus últimos discos son, cuanto menos, un ejercicio de pop vacío, riffs de bandas de quinceañeros y letras propias de redacciones de alumnos de Primaria. Además, el público asistente está conformado por miles de pollasviejas que no solo desconocen la discografía del grupo -postureo viejuno- sino que, en los hits, el karaoke se torna insoportable, convirtiendo el concierto en un espectáculo obsceno. Se ha fusilado poco en este país.

3. Las putas camisetas de tu banda favorita: no hay nada que nos ponga más de mala hostia que ir a un concierto y ver al resto de asistentes llevando la jodida camiseta del grupo de turno. Sabemos que vienes al concierto, así que no hace falta que demuestres lo fanáticamente subnormal que puedes llegar a ser.

4. Apoya la escena local: Taburete toca próximamente en el Ochoymedio. No te lo puedes perder.

5. Quédate en el bar: concretamente en el Bar Los Torreznos. Alimenta tus arterias con grasa y alcohol; con suerte no llegas a la próxima gira.

Artículos Relacionados