Lecciones que hemos aprendido en Primavera Sound 2018

Lecciones que hemos aprendido en Primavera Sound 2018

UN AÑO MÁS, NOS HEMOS LLEVADO NUMEROSAS CURAS DE HUMILDAD EN PRIMAVERA SOUND PERO, DESGRACIADAMENTE, HEMOS SOBREVIVIDO PARA CONTARLO

1. No solo la cerveza de mierda a precio de oro que venden deja mucho que desear, sino que encima quienes la sirven parecen mancos. A los alcohólicos nos parece de muy mala educación que no nos llenen el vaso hasta arriba.

2. Las diferencias en cuanto a gustos estilísticos entre los dos energúmenos que formamos esta pseudo publicación, parecen irreconciliables: sí, uno de nosotros estuvo viendo a Arctic Monkeys y dice habérselo pasado bien; mientras tanto, el gallego estuvo frente a Mike Patton con los Dead Cross. Cuánto daño hace el postureo.

3. IDLES son la mejor banda de la puta historia, aunque «el otro» se empeñe en anti-poguear por miedo a pasárselo bien.

4. Hinds han cumplido con nuestras expectativas: no solo suenan mal en su versión de estudio sino que lo hacen mucho peor en directo.

5. A$AP Rocky es negro. Nos hemos quedado de piedra.

6. Tener sobre la nuca los genitales de un miembro de Mondo Sonoro en el concierto de The War on Drugs ha sido lo más maravilloso y doloroso del festival.

7. Hay miembros de Mondo Sonoro que nos miran con envidia e inquina, como si tuvieran el bigote de Hitler (hecho con mierda) bajo la nariz las 24 horas del día. Debe ser que no les satisface lo suficiente pelotear a todos los artistas del entorno indie nacional y traperos varios.

8. El festival se afianza en su propuesta electrónica: ya casi hay tantos camellos entre el público ofreciéndote golosinas como en el Sónar.

9. Más del 60% del público del festival es extranjero. De seguir expandiéndose puede que llegue hasta Magaluf. Estamos deseando hacer balconing.

10. Primero fue Frank Ocean, y en esta edición Migos. Dos años consecutivos cayéndose dos cabezas de cartel del festival. ¿No podrían haber venido dentro de la jaula de Yung Beef?

11. Björk (el nigromante ese) gana mucho con una vagina en la frente, pero hemos lamentado profundamente que no se hubiera estado calladita. Seguimos creyendo que ella y Yoko Ono son la misma «persona». Jamás debió haber salido de su cueva en el Polo Norte.

12. Da igual las ediciones que lleve cerrando DJ Coco, seguirá siendo tan irrisorio pinchando como los camareros tirando cerveza. ¡Qué ganas de verle en el Primavera del año que viene!

13. C. Tangana dice que él es el Rey, pero al mismo tiempo dice que el Rey es gilipollas: el síndrome de Rajoy se ha instalado en el trap.

14. Es posible combinar alcohol, drogas y sexo clandestino en la playa del festival.

15. Los de Binaural son gente de puta madre, a pesar de que les dé vergüenza hacerse fotos con nosotros. Es normal, cualquiera se acerca al gallego después de ver a los IDLES.

16. Solo hay algo peor que haberse perdido a Nick Cave en directo: haberse perdido a Fever Ray. Este año apenas nos hemos visto el pelo entre nosotros, a decir verdad.

17. Yung Beef es a la música lo que el sonido del escenario Pitchfork a Primavera Sound; eso sí, ver cómo le mira con gesto de perro pachón C. Tangana en la entrevista a tres junto con Bad Gyal (quien, por otro lado, normal que no sepa cantar, dado que no sabe hablar) cuando éste habla de sus años como camello no tiene precio. Él dice que es el Rey, pero Beef es un puto genio… aunque como músico da sida.

18. Esos guiris que van al Bits porque lo único que conocen del festival es el cristal, la priva y la electrónica que suena de fondo como si alguien hubiera dado a Play en Spotify; sí, esos guiris de mierda.

19. No importa cuánto empeño deposites en que tu colega la borracha sea capaz, al fin, de ver un concierto en alguno de los festivales a los que asiste anualmente, ella seguirá dando la espalda al escenario o haciéndose un ovillo entre los vasos vacíos del suelo.

20. Si una tía rancia con pintas de cani os molesta en la próxima edición, avisadnos. Nosotros nos encargaremos de hundirla en la más absoluta desidia a base de improperios varios.

21. No, el de The Internet no era un concierto de Enjuto Mojamuto.

22. Para nuestra sorpresa, y total decepción, Gabi Ruiz no es negro. Quizá sea por eso que jamás se cae del cartel.

23. – «El concierto de Nick Cave ha sido la polla»; – «Pues el de Fever Ray ha sido la puta hostia, no me arrepiento de nada». Y así ad infinitum. Por mucho que nos empeñemos en disfrutar del festival en toda su plenitud, siempre terminamos por parecer unos jodidos gilipollas.

24. Por último, esta nueva edición de Primavera Sound ha confirmado la definitiva de las sospechas que veníamos arrastrando los últimos dos años de festival: el Mad Cool es el hermano subnormal de Primavera Sound.

Artículos Relacionados