Lleva diez años colocado tras dar un beso a Pete Doherty

TRAS UN SHOW ACÚSTICO EN LONDRES EN 2006

Carlos Alberto Marín Prieto, vecino de la localidad pontevedresa de Marín, asistía en 2006 a un concierto en acústico de The Libertines, banda liderada por el polémico Pete Doherty, gran músico y mejor yonqui.

“Estábamos en la sala Hammersmith Apollo, y el tío estaba emocionadísimo… tras el show, en acústico, para mi mayor jodienda, se lanzó al puerco ese y le dio un beso”, nos cuenta María Manuel Vilar, pareja del afectado. “Allí empezó todo, se desplomó en el suelo, echando espuma por la boca, y emitiendo extraños graznidos. ¿Habéis visto 28 Días Después? ¡Pues lo mismo, pero sin sangre!”.

Desde la redacción de Mondo Insonoro nos hemos puesto en contacto con Albert Waits, experto en los efectos de las sustancias psicotrópicas contemporáneas, doctorado por la Universidad de Chandebrito de Arriba, y yonqui profesional.

“Es perfectamente posible, ¿no veis cómo suda el marrano ese? ¡Y encima se pone hasta el ojallo, a lo bestia! Es más que probable que dar un beso a Pete Doherty sea similar, en lo que se refiere a efectos psicotrópicos, a lamer un sapo alucinógeno. Puntualizo lo de similar sólo en los efectos, porque está claro que es mucho más asqueroso… Podía darse una ducha, que vale que heroína, tranqulizantes musculares, lo que él quiera; ¡pero coño, un lavado de cara de vez en cuando, que los yonquis no son como los Gremlins esos, que se les puede mojar, copón!”.

Los padres del afectado, incapaces de contener su dolor, rompían a llorar ante nuestra enviada espacial. “¡Ya no podemos más, en la última cena de Nochebuena se sacó la chorra y removió la sopa! Vale, que sí, que culpa nuestra por poner sopa de cena en Nochebuena, que ya hay que ser rata, pero es que si llegamos a poner gambas es capaz de metérselas por el culo, el muy trastornado!”, a lo que su madre añadió, más tarde, que “Carlos siempre fue muy buen niño, sensible, educado y muy capaz, pero desde que fue al concierto del hombre mierda ese no ha dejado de meterse en problemas; que si destrozos en hoteles, prostitutas muertas, nabos rotos… ¡Es espantoso! ¡El cochino ese nos ha destrozado la vida!”.

Por su parte, desde la dirección de los principales festivales del circuito internacional, han expresado sus condolencias a la familia, y han asegurado que el músico estará exento de todos los carteles hasta que pague la indemnización que merece al afectado.

“Esto se ha ido de madre, tenemos conocimiento de que no es la primera víctima del sudor ácido de Pete; lleva colocando a sus fans desde los 90, ¿si no por qué creéis que sus discos de mierda siguen teniendo éxito, cuando no hay por donde cogerlos? Y encima se pencó a Kate Moss, ¿qué os pensabais, que lo había conseguido por su atractivo y profundidad intelectual? ¡A la cárcel  con él, coño!”.

Artículos Relacionados