La Niña de la Curva nueva cantante de Crystal Castles

EL DÚO REEDITARÁ SU DISCOGRAFÍA HASTA EN CINCO LENGUAS MUERTAS

La Niña de la Curva será la nueva front-woman de Crystal Castles tras la prematura salida de Edith Frances. La cantante argumenta que abandona la banda por agotamiento y por la tremenda exigencia a la que Ethan Kath, la otra mitad del dúo, le ha estado sometiendo desde que publicaron Amnesty (I) el pasado mes de agosto.
 
“Es una situación insostenible. Le pillé en el camerino a oscuras, rezando frente a un altar con velas, una foto de Alice –anterior vocalista, quien también abandonó la banda en 2013- y un pentagrama pintado en el suelo; creo que no ha superado su marcha. Por eso seguimos haciendo la misma música irritante de antes”, nos cuenta para Mondo Insonoro. “No deja de compararme con ella ¡Qué si estaba más loca! ¡Qué si estaba más pálida! ¡Qué si parecía poseída! ¡Me tiene hasta el mismísimo coño!”
 
Edith Frances ha aprovechado la ocasión para anunciar que deja el mundo de la música para descansar, dedicarse a su familia y unirse a las Femen junto a Alice Glass “ya que lo único que se nos da bien es hacer el ridículo y llamar la atención”, afirma la ahora ex-cantante.
 
Ethan Kath por su parte, ha anunciado que la nueva vocalista que le acompañará en la gira de presentación de Amnesty (I) será La Niña de la Curva, cantante mexicana de post-folk-country-progresivo y famosa peformista de sectas satánicas en los Estados Unidos. “Es justo lo que buscaba. Musicalmente andamos limitados, Alice potenciaba los directos con su actitud histriónica y extravagante. Ahora con La Niña de la Curva damos un salto cualitativo”.
 
Conocida por su tremenda flexibilidad –es capaz de girar sus extremidades sobre sí mismas hasta tres veces-, es capaz de tragarse sables con hojas de 15 centímetros de grosor y hablar hasta cinco lenguas muertas. Entre los nuevos planes de la banda estarán la reedición de toda su discografía en sánscrito “y luego lo que surja” , además de realizar sacrificios en sus directos con aquellos infieles voluntarios que se ofrezcan a ser castigados.

Artículos Relacionados