Evaristo retenido por obstruir a la justicia con sus pabellones auditivos

Evaristo retenido por obstruir a la Justicia

EL TAMAÑO DE SUS OREJAS HABRÍA SIDO EL DETONANTE DE LA DENUNCIA IMPUESTA POR LA AUDIENCIA NACIONAL

El tema recurrente de hoy, es la supuesta detención de Evaristo, voz de La Polla Records e intérprete de Sloth en The Goonies, tras su actuación en Primavera Trompetera -uno de esos festivales minoritarios que le importan una mierda a todo el mundo-.

Tras ser publicadas las imágenes del supuesto momento de la detención, los usuarios se lanzaron a especular sobre lo acontecido, dividiéndose entre quienes aseguraban que simplemente ha sido denunciado, y no detenido, y quieres atienden a que, quizá, vivamos en una dictadura.

A primera hora de la mañana, la Guardia Civil se apresuraba a aclarar vía Twitter que «no somos fachas, que tenemos un amigo punki, pero no se puede ir por ahí asustando al personal con el jepeto y diciendo lo que a uno le da la gana, no vaya a ser que alguien se enfade y tal». Más tarde, tras el aluvión de críticas recibidas, añadirían que «vosotros seguid así, que no va a haber espacio en la cárcel para tanto adefesio, podemitas de mierda».

«No solo son sus letras y los mensajes que vierte sobre nuestra decadente sociedad. También existe una permanente obstrucción a la Justicia por el tamaño de sus pabellones auditivos. Hemos intentado detenerle durante más de 40 años pero no ha habido manera. Ahora que esta viejo y más cascado, y que a nadie le importa una mierda lo que dice, hemos tenido por fin la oportunidad de retenerle» ha explicado el portavoz de la Guardia Civil, al tiempo que ha aclarado que «Evaristo es feo a rabiar, es por ello que hemos decidido apartarle de los escenarios. No tiene nada que ver con sus ideales políticos o las letras de sus canciones. Mientras tanto podéis seguir escuchando a Alejandro Sanz o a cualquier triunfito, música para tontos, no vaya a ser que os hagáis antisistema o algo así», en uno de los hilos más polémicos que se recuerdan donde ha querido finalizar con un enigmático «ñiñiñiñiñi comunistas».

Artículos Relacionados