Fotógrafo musical gallego descubre que su cámara réflex no es de carretes

TAMBIÉN ASEGURA TENER UN iPHONE ANALÓGICO

El fotógrafo musical Brais G. Rouco, natural de la localidad lucense de Vilalba, ha descubierto que su cámara digital réflex “no es de esas de carrete”. “Pasome que llevaba un mes con mi cámara intentando encontrar el carrete pero no había manera, cho”.
 
Brais trabaja como freelance en Barcelona cubriendo importantes eventos como el Sónar. “Primero descubrí que la cámara ahora va con batería y no con pilas alcalinas, de ahí el cargador ese que lleva. Pero después, llegaba a la redacción con todo mi currazo y les dejaba la cámara allí directamente. ¡Qué se apañen ellos ya si eso!” .
 
Javier Gallardo, su redactor jefe, nos cuenta que “después de cada concierto nos traía su cámara y la dejaba sobre mi mesa argumentando que no encontraba el carrete y que ya nos ocupáramos nosotros. Es de los mejores fotógrafos que conozco y al principio nos hacía gracia, nos parecía la típica coña rural. Hasta que un día le vi con un lápiz atado al iPhone. Ahí ya comencé a tener mis dudas”.
 
Brais también reconoce que su iPhone es analógico. “En la tienda me dijeron que los smartphones estos son táctiles y van todos sin botones, ¡pero tengo unas manos con las que reparto hostias como panes, que voy todos los años al Resu carallo! Así que ahí ni se me marcaban los números ni na, por eso le até un lápiz de los que usan las madres para el guasap. Sinceramente, pensaba que mi iPhone era analógico”.
 
Afortunadamente, todo ha quedado en un malentendido y Brais ya utiliza una tarjeta SD de 64GB para cubrir todos sus conciertos.

Artículos Relacionados