Descubren que el gato de Rosario no dice “uy uy uy” sino que sólo maulla

UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA DETERMINA QUE LA PEQUEÑA DE LAS FLORES MENTÍA EN UNA DE SUS CANCIONES MÁS FAMOSAS

Se resolvió el misterio que rodeaba a la cantante Rosario Flores desde hace más de dos décadas. Un estudio ha revelado que su gato no hace “uy uy uy” ni “ay ay ay”, como nos ha hecho pensar desde que en 1992 publicara su primer gran éxito “Mi Gato”.
 
Según un grupo de expertos de la Universidad de Navarra, la mascota de Rosario en realidad “maulla como el resto de felinos”, y sentencia que “no saben qué tipo de sustancia psicotrópica pudo consumir la artista para llegar a tal afirmación”.
 
“El constante jugueteo de los Flores con el consumo de sustancias al margen de la ley es un hecho que les ha perseguido durante toda su vida”, asegura el Doctor Ramírez Camacho, jefe de investigación en el área de Psicología Veterinaria de dicha universidad. “Probablemente estuviera bajo los efectos de algún narcótico que le hicieran delirar y creer que su gato de manera onomatopéyica dijera el famoso uy uy uy”
 
Rosario reitera que su gato Tonino no maulla del mismo modo que el resto de felinos, y está dispuesta a someterse a una prueba de polígrafo si es necesario. “Yo jamás he mentido. Lo juro por mi madre que en paz descanse”, asevera mientras blande su mano besándose el pulgar.
 
La cantante insiste en que “la primera vez que le escuché fue un día que le pise la cola. Es muy silencioso y no sabía que le tenía detrás y de ahí vino el famoso ay ay ay”. Aunque dice reconocer “es probable que el uy uy uy lo introdujera después, pero sólo porque la canción lo pedía.  Ante todo soy una gran letrista y no pretendo caer en lo repetitivo”, lanzando de esta forma un dardo envenenado a todos los críticos que aseguran que la pequeña de las Flores lleva viviendo de las rentas desde su disco debut.
 
“De todas formas no sé a qué coño viene esto a estas alturas si el gato tiene 26 años y está ciego y sordo” ha continuado para zanjar una polémica que a su parecer “es de un mal gusto tremendo”.

Artículos Relacionados