Robe, de Extremoduro, se sincera: “Jamás he consumido”

EL MÚSICO MÁS GAMBERRO DEL PAÍS RECONOCE QUE TODO FORMABA PARTE DE SU PERSONAJE Y QUE VOTA A CIUDADANOS DE SIEMPRE

Roberto Iniesta, cantante de la polémica banda de rock extremeña Extremoduro se ha sincerado con Mondo Insonoro, asegurando que toda su trayectoria musical no ha sido más que “puro teatro”, y que jamás ha probado las drogas, ni siquiera el tabaco.
 
“A los punkis y perroflautas les va ese rollo, así que había todo un mercado esperándonos… pero para abordarlo necesitábamos mimetizarnos con la calaña, así que nos rasgamos las vestiduras y nos pusimos a hablar como el de Eskorbuto, el Josu ese”, ha asegurado el músico, añadiendo que “lo más cerca que he estado de las drogas fue aquella vez que le estreché la mano a Albert Rivera, a quien, por cierto, estoy orgulloso de haber votado; total, es casi como abstenerse”.
 
Los fans de la banda no han tardado en mostrar su descontento tras las hirientes palabras del artista, quien siempre había fardado abiertamente de consumir todo tipo de sustancias estupefacientes, tales como la cocaína o el cannabis.
 
Redes sociales como Facebook, Twitter, e incluso Google+, con sus tres o cuatro usuarios, se han convertido esta mañana en el caldo de cultivo de insultos, improperios y negación hacia la célebre banda.
Sus fans no han sido los únicos en mostrar su descontento, pues varios artistas españoles han dado su opinión al respecto.
 
“Eso es mentira, Roberto, en 1995 diste dos besos a Evaristo, que yo lo vi, y eso es casi como chupar un sapo alucinógeno”, ha asegurado Fito, de Fito & Fitipaldis y segundo vocalista de Platero y Tú. “Yo me he puesto fino filipino; ahora resulta que como cantante soy más extremo que los Extremoduro”, twiteaba Melendi. A lo que Yosi Domínguez, cantante de Los Suaves, no tardó en contestar; “¿Ah, pero que tú cantas?”.
 
Esta mañana podían leerse frases como “Hoy es un día triste para el rock & roll”, “Ya no me fío de nadie”, o “España se rompe” en el perfil del conocido músico Rosendo. Manolo Kabezabolo también hizo público su descontento – o eso creemos – con este extraño mensaje; “Trascatrás, chocho PUM, cataplof, ZASCAYÚ; Aznar la chupa y Dios CATAPUFFFF”.
 
Jesús García, manager del conjunto extremeño, ha asegurado que la noticia le ha pillado tan por sorpresa como a los fans de la banda. “Jamás en todos estos años en los que he representado a Extremoduro he visto una sola raya de coca, ni siquiera un cenicero con colillas; yo daba por hecho que se metían, y aunque jamás les he visto hacerlo imaginaba que eran educados y lo hacían en la intimidad, a fin de cuentas en este país se pone to Cristo; la drogadicción era para Extremoduro lo que el desafinar para Bob Dylan, o el fist fucking para The Backstreet Boys”.
 
Ya para finalizar ha añadido que “ni salían tanto, ni bebían tanto, ni el rollo de siempre era ese que aseguraban en sus letras; ni siquiera hablaban con la gente, se encerraban en el camerino a hacer talleres de lectura y punto de cruz, pero yo creí que lo hacían porque se ponían hasta el ojete, no por todo lo contrario; ¡FLI-PO!”.

Artículos Relacionados